'El cuadro', un proyecto de David Trueba

Proyección de ‘El cuadro’ en el Museu de Badalona

El documental El cuadro del cineasta David Trueba se presentó el año pasado en el Museu Nacional d’Art de Catalunya dentro del ciclo Por amor al Arte. Cine y pintura .
Si te perdiste el estreno y te gustaría conocer el proceso de creación del cuadro Ell@ de los hermanos Santilari, tienes otra oportunidad. La cita es hoy, jueves 9 de octubre de 2014, a las 19 h en el Museu de Badalona.
La entrada es gratuita

Anuncios

ELL@, Cuando las nuevas tecnologías se convierten en arte.

Realizar un documental reflejando el día a día de un profesional, no es nada nuevo. El documental obra de David Trueba, nos hace un seguimiento del proceso de creación de un cuadro del pintor realista Josep Santilari, acercándonos y desnudándonos al artista al igual que la protagonista de su cuadro Ell@.

Este documental nos muestra la relación de las nuevas tecnologías en la pintura del siglo XXI. Pero no solamente lo plasma en lo obvio, ya que en el cuadro aparece una mujer en un sofá rodeado de aparatos tecnológicos de toda índole, el documental refleja la intromisión de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana del pintor.

Cabe destacar, como dice Josep Santilari, que no se debe caer en la tentación de plasmar la realidad como hace dos siglos se realizaba. Así pues, la pintura realista actual ha de englobar y plasmar (valga la redundancia) la realidad contemporánea. De esta manera, la pintura debería de contemplar escenas cotidianas para buscar la empatía del público que la va a consumir. Por ello, Santilari refleja en sus cuadros la intromisión de las nuevas tecnologías de una manera no forzada, ya que a ojos del observador es el día a día con el que se identifica.

Todo lo anterior, no deja de ser una gran obviedad no por ello fácil de apreciar por otros artistas del momento, no debe de eclipsar el verdadero alcance de las nuevas tecnologías en el arte y si profundizamos un poco más en el documental podemos observar el cambio en estos oficios con respecto ya no dos siglos atrás, si no algunas décadas y no muchas.

De esta manera se aprecia como las largas horas de pose en el estudio de los modelos, pasan a ser substituidas por la brevedad del momento. Hoy en día, el uso de las cámaras fotográficas digitales, permiten una resolución de la fotografía de hasta el más ínfimo de los detalles. La modelo pasa a ser una fotografía y esta fotografía ampliada y diseccionada en cuadrantes, permiten al artista centrarse con precisión absoluta en la obra y olvidarse de las variaciones de matices, luces, brillos,… distintos entre sesión y sesión, algo inimaginable tiempo atrás.

Con este documental las nuevas tecnologías no solo quedan plasmadas en la obra Ell@ de manera visual, algo que aunque no se hubiese realizado cualquiera podría ver, con este documental queda al descubierto que algo tan aparentemente “enquistado en el tiempo”, como el oficio de pintor, queda marcado también por el uso de estas nuevas tecnologías y ahí es donde David Trueba consigue despoetizarlo.

Videos del coloquio de David Trueba y Josep Santilari sobre el documental “El cuadro” en el MNAC

Después de la proyección del documental de David Trueba “El cuadro”, los protagonistas realizan un coloquio en el cual desvelan los pormenores de la obra.

En los siguientes videos David Trueba y Josep Santilari, responden a las preguntas del público.

David Trueba, realiza la introducción del coloquio.

David Trueba, responde a las preguntas del público asistente sobre el origen del documental “El cuadro”

Josep Santilari, responde a las preguntas del público asistente sobre la técnica de su obra “Ell@”.

Josep Santilari, responde a las preguntas del público asistente sobre la esencia de su obra “Ell@” (las nuevas tecnologías).

Entrevista a David Trueba, el conversador que en sus ratos libres crea arte de todo tipo

Hoy hemos tenido la suerte de poder entrevistar a David Trueba y conocer un poco más El cuadro. Aquí os dejamos la entrevista para que descubráis el proyecto de la mano de su director:

1.- Vivimos una época de recortes y de apuesta de valores seguros. Según has comentado recientemente en algunas entrevistas, te has encontrado con problemas a la hora de levantar ciertos proyectos de envergadura, viéndote incluso en la tesitura de “tirar por el camino de en medio”. En Madrid 1987 te encuentras con que las productoras y televisiones dudan del potencial comercial y te privan de la posibilidad de acceder a un público mayoritario.
El hecho de encontrarte con estas piedras en el camino, ¿te hace reconsiderar el formato de tus siguientes obras? ¿Es este el caso del formato escogido para El cuadro o más bien se trata de un proyecto completamente personal?

El formato va siempre unido a la esencia del proyecto. En el caso de El cuadro no tuve ninguna duda de que habría de ser así. Es verdad que las condiciones de la industria en España te obligan a trabajar en proyectos así sin elementos de producción, abandonado por las televisiones y la producción. Pero no tiene por qué dañar el contenido de lo que filmas. Es más, puede obligarte a esmerar tu presentación. Podríamos especular con otras posibilidades, con otro mundo, pero sería un esfuerzo sin interés. El mundo en que vivimos es cómo es. Tu trabajo es imponer, por encima de esos condicionantes, tu criterio personal y creativo.

2.- Me ha llamado la atención que tanto en tu proyecto televisivo ¿Qué fue de Jorge Sanz? como en el documental El cuadro, prima más el saber esperar que el cerrar el tema de manera comercial. En alguna ocasión has llegado a decir que estarías dispuesto a rodar a lo largo de 24 años 4 o 5 capítulos de ¿Qué fue de Jorge Sanz? y, que eso le aportaría más a tu proyecto. Encontramos gran similitud en El cuadro. Rodado entre 2008-2009, tres años después sigue sin tener el final grabado (aunque sí predestinado). Estas licencias en aras de la libertad creativa, ¿crees que te cierran las puertas a proyectos más comerciales o a financiaciones más importantes?

Soy una persona sin prisa en mis proyectos. Me he dado cuenta de que incluso mis novelas, más o menos consumen una década. Así que cada vez más me planteo los proyectos a cinco o diez años vista. En mi cabeza los voy ordenando. Luego, en cambio, a la hora de trabajar soy muy ansioso y me molesta mucho la gente ineficaz o que tiene la tendencia a hacerte esperar o frenarte. Lo que no me dejo es imponer los tiempos por los demás. Claro que los canales de televisión quieren una segunda temporada si algo funciona, pero has de pensar en ti y en lo que estás haciendo y construir en tu cabeza las cosas tal y como te gustaría que fueran. Pasa a menudo en la industria cultural, es muy fácil dejar que los plazos los pongan los comerciantes y no los autores. Yo creo en el autor que también elabora sus propios plazos, incluido el momento en el que te gusta sentir la presión de la entrega, la necesidad de terminar, de poner punto final. Somos así de contradictorios.

3.- Sabemos que la idea de El cuadro surgió a partir de la visita al taller de los hermanos Santilari. Como ya conocías su obra ¿qué te llamó tanto la atención en el taller para que decidieras emprender este proyecto?

Que rodeados como estamos de una ciudad sobrecargada de estímulos, publicidad, graffitti, escaparates, pantallas, pintadas, carteles, ellos se refugiaran en su estudio a ver nacer y crecer una estampa, un retrato, un bodegón o un instante de algún personaje capturado en la intimidad. Me parecía un esfuerzo de hormiga, titánico, alejado del ideal de artisteo que se ha impuesto en nuestros ideas. Me gustaba filmar eso.

4.- Por otro lado, ¿la elección del cuadro Ell@ para la realización del documental viene dada por la casualidad del momento? Entendemos que lo importante no era el resultado final (daría igual el cuadro) si no el concepto de estar presente en la creación de una obra, pero ¿crees que el resultado final de la obra Ell@ viene condicionado por la presencia de la cámara durante el proceso de creación? Es decir, si uno “altera” las condiciones “naturales”
de trabajo del pintor ¿altera el resultado final de la obra?

Fue en el momento en que decidimos filmar algo cuando Josep Santilari me explicó el cuadro que tenía en la cabeza. Partimos pues de ahí, me gustó esa idea y cómo se desarrollaba desde el punto cero al final. Mi trabajo cuando filmo es tratar de no interponerme en los demás. Lo hago también cuando filmo con actores que recitan un guión, trato de que no sientan a la cámara, que se olviden de mí, de que estamos todos haciendo una película. Que incorporen el momento a su propia vida, como una escena más que viven en la realidad, y disfruten del rodaje como quien disfruta de un momento intenso en su intimidad.
Es mi forma de trabajar y creo que fue una ayuda para que los Santilari no repararan demasiado en mí ni se convirtieran en actores, aunque es inevitable que todo lo filmado se convierta, inmediatamente, en una ficción de sí mismo.

5.- Eres un artista polifacético, un hombre orquesta. Realizas cortos, haces de productor, de director, de escritor y de columnista. ¿Con qué te sientes más cómodo y cómo lo compaginas todo?

Con el conversador. De todos mis trabajos con el que más disfruto es con el conferenciante si es un diálogo entre personas interesantes. Me gusta charlar.
Los otros trabajos los hago con enorme dedicación y también placer. Pero creo que si me pagaran bien por tan sólo charlar y estar de conversación sería capaz de renunciar a todo lo demás.

6.- Tu anterior película (Madrid 1987) y El cuadro están ambas rodadas en una habitación. La primera en un baño y, la última, en un estudio/taller. ¿Ha sido por circunstancias de presupuesto, por casualidad o es una nueva tendencia tipo Buried (Enterrado)?

Ha sido una casualidad. En Buried tuve la sensación de que el ataúd era demasiado grande. Mi próxima película transcurre en Almería en espacio abiertos y no es una reacción. Se dan así las cosas. Vas de una a otro y no tienes ni idea de las implicaciones personales que se derivan de ello. Lo digo en serio, no controlo mi imaginación. Dejo que fluya y me pongo a su servicio. Soy un empleado de mis personajes y sus historias.

7.- Finalmente, y a modo de curiosidad, queríamos preguntarte ¿qué te ha resultado más difícil trabajar, un guión de ficción o este documental?

Un guión de ficción me resulta más difícil, porque no tengo delante la maravilla de los hermanos Santilari pintando. Cualquiera podría haber filmado lo que yo he filmado si se hubiera tomado la paciencia de acudir a visitarlos durante dos años y medio.

¡Gracias, David!

Llega la era de las nuevas tecnologías: la maj@ desnuda 2.0

Introducción

Si buscamos un origen a esta historia, posiblemente se remonte a una adolescente con el móvil en la mano mandando sms a diestro y siniestro. Lo que a cualquiera le parece una muestra de la realidad actual, deriva en la creación de dos cuadros de Josep Santilari y en un documental de David Trueba. Y es que, en palabras de Josep Santilari, “la pintura actual debe de ser un reflejo de la sociedad. No podemos pintar las cosas igual que hace dos siglos, por eso plasmo la incursión de estas nuevas tecnologías en mis obras’.

Josep Santilari, 'sms'. Barcelona

Josep Santilari, ‘sms’. Barcelona

Hacer de lo cotidiano arte y de una manera tan poco intrusiva es la gran virtud de los protagonistas de esta historia, una historia que comienza con un móvil en la mano y que espera su culminación en la pared de cualquier habitación de una casa.

Como bien se ha comentado, Josep Santilari es el autor de la obra Ell@, base del documental rodado por David Trueba. En este documental, llamado “El cuadro”, aparece reflejado el proceso de elaboración del cuadro a manos de Josep Santilari, pintor realista que se complementa con la presencia y ayuda inestimable de su hermano Pere, coprotagonista del documental.

Sobre el inicio de la historia

David Trueba, director y creador del documental “El cuadro”, escribe un libro en  2008 titulado “Saber perder”. Decidido a que la portada muestre su lado más impactante decide apostar por un cuadro llamado Sms de Josep Santilari. En este cuadro, un  Josep Santilari ajeno aún al avance de las tecnologías, queda impactado por la gracilidad en el uso del móvil de la modelo de su siguiente trabajo. De ahí le surge la idea a Josep, una idea basada en como la sociedad convive envuelta por estas nuevas tecnologías que nos están invadiendo y que acaba concluyendo con la creación de la obra Ell@, base del documental “El cuadro”.

David Trueba, decide conocer a los hermanos Santilari después de utilizar su obra “Sms” en su novela. Una vez que se produce este contacto en el estudio de los hermanos, David Trueba queda prendido del carácter de los Santilari, que muestran una carencia de pretensiones de discurso intelectualizado, premiando el esfuerzo y el trabajo ante la imagen de artista como personaje dicho en genialidades e inspiraciones. Ante esta visión de los artistas, David Trueba decide despoetizar el oficio de pintor y plasmar el día a día de la creación de la obra.

“El cuadro” es un documental inacabado, ya que faltarían las secuencias finales del rodaje. Para David Trueba, esta secuencia final, está muy clara y ha de ser la culminación del proceso con la colocación del cuadro en la pared de su nuevo propietario. Para David Trueba, preferiblemente una habitación de una casa o una oficina donde poder disfrutarlo, no un museo frío.

Sobre la técnica pictórica

Josep Santilari, se declara autodidacta en su propio estilo pictórico. Define que su gran descubrimiento fue “desnudar” un cuadro de Rembrandt. Mentalmente, logró despintar el cuadro y entender en qué consistía la técnica. Santilari, usa las trazas iniciales del dibujo y no las elimina, estas permanecen en la obra definitiva, formando parte de la misma. Sobre esas trazas iniciales le da forma a la obra en tonos grises para pasar posteriormente a darle colorido.

Para tod@s los que no pudisteis estar en el estreno, aquí tenéis un resumen del hashtag del evento

De izquierda a derecha: Pere Santilari, David Trueba y Josep Santilari

Después del estreno. De izquierda a derecha: Pere Santilari, David Trueba y Josep Santilari

@ElcuadroDTrueba: #Elcuadro Con una foto en el salón de casa de #Santilari comienza la historia.

@ElcuadroDTrueba: #Elcuadro Las líneas de traza inicial, no son borradas, forman parte del proceso y permanecen en el cuadro.

@MNAC_museu: El pintor utilitza una mica la tècnica Stanislavsky de teatre al pintar les parts del cos d’Ell@ #Elcuadro

‏‏@ElcuadroDTrueba: #Elcuadro #Santilari: Cuando hago un pie, siento que soy el pie.

@ElcuadroDTrueba: #Elcuadro #Santilari busca en su hermano el consejo para los matices.

@MNAC_museu: Els germans Santilari començaren a dibuixar de ben petits, copiant quadres a casa com la Gioconda #Elcuadro

@ElcuadroDTrueba: #Elcuadro #Santilari nos muestra la trastienda del oficio, desde la compra de pinceles a la tela de sus lienzos.

@ElcuadroDTrueba: #Elcuadro los hermanos #Santilari lo comparten todo y su trabajo conjunto, suma.

@ElcuadroDTrueba: #Elcuadro La azotea de la casa de #Santilari forma parte habitual del estudio. La distinta luminosidad hace cuidar todos los detalles.

@MNAC_museu: La platja de Mongat en 1 dia gris és 1 d les llicencies d Trueba a #Elcuadro.Q penseu q voldrà significar?L’etapa d tons grisos dls germans?

@MNAC_museu: Trueba finalitzarà #Elcuadro quan algú el compri i l’instal.li a casa seva. De moment s’exposarà a l’abril a una galeria de Barcelona

@ElcuadroDTrueba: #Cine #Elcuadro, #Santilari:”El cuadro Ell@ habla de las tecnologías, pero que cada uno saque sus propias conclusiones, esa es la esencia”.

@MNAC_museu: La idea del quadre Ell@ li ve a Santilari al adonar-se de que estem totalment sumergits a les noves tecnologies #Elcuadro@ElcuadroDTrueba

@ElcuadroDTrueba: El punto narrativo de los cuadros de Santilari es lo que le atrajo a Trueba desde un principio #Elcuadro @MNAC_museu

@MNAC_museu : La fotografia facilita molt la feina als germans Santilari a l’hora de treballar les seves pintures #Elcuadro

@ElcuadroDTrueba: #Cine #Elcuadro, habla #DavidTrueba:”La perdida de oficios es preocupante, acercarle a la gente los oficios hace que lo valores más ”

@ElcuadroDTrueba: Trueba hace referencia a la pérdida de los oficios tradicionales y da importancia a su difusión para que no se pierdan #Elcuadro

@ElcuadroDTrueba: #Cine #Elcuadro, habla #DavidTrueba:” La gente ha de ver que un pintor es un currante, no recibe un rayo inspirador del cielo”

@ElcuadroDTrueba: #Cine #Elcuadro, habla #DavidTrueba:”Hay días que el estudio parece una maternidad donde van naciendo cosas”

@ElcuadroDTrueba: #Cine #Elcuadro, habla #DavidTrueba:” Me encantó la complicidad entre Josep y la modelo, se veía que disfrutaban”

@ElcuadroDTrueba: #Cine #Elcuadro, habla #Santilari:” Estaba esperando que viniera #DavidTrueba, era un momento especial”

@ElcuadroDTrueba: #Cine #Elcuadro, habla #DavidTrueba:”Cuando grabábamos, Josep se ponía la misma camisa y se afeitaba”

@ElcuadroDTrueba: #Cine #Elcuadro, habla #DavidTrueba:” Los hermanos #Santilari son extraordinarios, te hacen sentir cómodo y te aporta conocimiento”

@MNAC_museu : Trueba ha realitzat el #Elcuadro x plaer. Filmava als germans 1cop al mes. El rodatge va ser espaiat n el temps = q va fer amb F.Fernán Gómez

@ElcuadroDTrueba: #Cine #Elcuadro, habla #Santilari:”La manera de trabajar de #DavidTrueba se asemeja a la nuestra, se basa en la observación”

@ElcuadroDTrueba: #Elcuadro habla #DavidTrueba:”¿Rodada en espacio pequeño? mi anterior película esta rodada en un baño”

@artnobel: @ElcuadroDTrueba tendrá música de Iñaki Estrada todo en http://radio.artnobel.com  #Elcuadro #cine #música #radio #arte pic.twitter.com/f9NRstaR

 

Las nuevas tecnologías en el cuadro ‘Ell@’

El cuadro documenta el proceso de elaboración de la obra de grandes dimensiones Ell@, una pintura del artista barcelonés Josep Santilari, que fue elaborada entre 2008 y 2009.

Trueba filmó todo el proceso de creación del pintor, desde las sesiones con la modelo y los esbozos del artista, hasta la compra de las pinturas y la realización del cuadro. Abarcando todo el proceso, el director quiere mostrarnos el trabajo de pintor en su día a día para despoetizar su oficio.

El tema de la pintura que sirve de hilo conductor del film es la tecnología, inherente a nuestro día a día, representada en el lienzo a través de un portátil, un teléfono móvil y una cámara web.

En palabras de Josep Santilari:

“El títol Ell@, ja ens dóna una pista de quina intenció té el quadre. M’interessa molt explicar com les noves tecnologies de la comunicació han envaït la nostra vida, fins al punt que es poden convertir en quelcom inherent a nosaltres. Enfront d’una eina que, entre altres coses, ens pot fer despullar emocionalment davant dels altres, cal estar molt segur d’un mateix i tenir una actitud tranquil·la. A la model, li he volgut fer expressar aquesta actitud.

El quadre el vaig estar treballant des de gener del 2008 fins a l’abril del 2009.

Entre mig, vaig fer-ne un parell de petits, m’ajudaven a comprendre com anar-lo treballant.”

Traducción: “El título Ell@, ya nos da una pista de qué intención tiene el cuadro. Me interesa mucho explicar cómo las nuevas tecnologías de la comunicación han invadido nuestra vida, hasta el punto que se pueden convertir en algo inherente a nosotros. Frente a una herramienta que, entre otras cosas, nos puede hacer desnudar emocionalmente ante los demás, hay que estar muy seguro de uno mismo y tener una actitud tranquila. A la modelo, le he querido hacer expresar esta actitud.
El cuadro lo estuve trabajando desde enero de 2008 hasta abril de 2009.
Entre medio, hice un par de pequeños, me ayudaban a comprender cómo irlo trabajando.” Josep Santilari